Conozca cómo era un turno en Escazú hace 70 años

1468
0
Compartir

El libro de las historias de nuestro pueblo es enorme y hablar con nuestros abuelos para que nos alegren con las aventuras de antaño es sin duda una maravillosa experiencia.

Por eso hoy Conozca Escazú le contará como era un turno en nuestro cantón hace más de 70 años.

Lea también: Curiosidades del cantón de Escazú

Escazú era un pueblo de labriegos que festejaban en cada distrito el día del Santo Patrono, San Antonio, San Rafael y San Miguel.

En aquella época la gente era muy sencilla, casi nadie usaba zapatos, pero cuando llegaba el día de los turnos, todos se vestían con sus mejores ropas, los hombres usaban los zapatos de domingo y se ponían su elegante pañuelo; las mujeres bien maquilladas y con sus faldas largas a media pierna anhelaban con ansia que comenzaran los festejos.

Lea también: ¿De verdad hubo brujas en Escazú?

Las mascaradas tradicionales de don Pedro Arias bailaban horas y horas al son de la marimba, mientras que se escuchaban las sonrisas de los niños en zancos y haciendo carreras de sacos, de cintas y de caballitos de madera.

Las mujeres eran las encargadas de las comidas así que se iban con sus ollas bien llenas para un galerón que había a la par de la iglesia de Escazú centro y en unas mesas largas ponían aquel menú que a más de uno le hacía la boca agua; miel de toronja, tamales, pozol, bizcocho, tortillas de queso y por supuesto no podía faltar la chicha hecha de maíz.

Antigua Plaza de Escazú. Foto de El Informador de Escazú
Antigua Plaza de Escazú. Foto de El Informador de Escazú

De las partes favoritas de los turnos era la rifa de la gallina rellena, el que se la ganaba era el más envidiado del pueblo.

Lea también: Tuto Yoyo el escazuceño valiente que domó a la “Tule Vieja”

Como no había radio, ni tele, ni rockola, la música tenía que ser improvisada con marimberos y guitarristas del pueblo. Todos recuerdan a la Famosa Martina González conocida como “Cancha”, quién siempre era la que más llamaba la atención en los turnos por su colorete infaltable y su personalidad chispeante sacaba a todos los campesinos a bailar.

La panadería de los Protti era el lugar favorito para los reencuentros, ideal para darse una buena tomada de guaro y cuando todos gritaban “chispero chispero” era porque ya venía Martina a terminar de alegrar la fiesta.

Para cerrar el turno Abel agüero,  el “polvorista” del pueblo, preparaba un juego de pólvora lindísimo y todos se paraban a admirarlo en aquellas calles de piedra, que todavía encierran historias difíciles de olvidar.

Lea también: Turismo rural, la otra cara de Escazú

Si usted desea visitar Escazú o vive en el cantón, recuerde que conozcaescazu.com es la guía más completa de información cantonal, por lo que le invitamos a que navegue más este sitio y encuentre toda la información de interés sobre Escazú. Además, si desea información sobre de los negocios y comercios que operan en el cantón, no dude en visitar la guía comercial más completa: CREnlace Escazú 

Comentarios

comentarios

No hay comentarios

Dejar una respuesta