El progreso entró a Escazú en carreta

Aunque resulte difícil de creer los boyeros, los bueyes y las carretas están íntimamente vinculados con el progreso y el desarrollo del Escazú. Por eso decidimos investigar sobre su historia y buscar los rostros vivos de la tradición boyera que se niega a morir y que se ha convertido en un emblema del cantón.

1732
2
Compartir

Aunque resulte difícil de creer los boyeros, los bueyes y las carretas están íntimamente vinculados  con el progreso y el desarrollo del Escazú. Cuando los camiones no existían y los caminos no eran más que rústicos trillos a través de las fincas, las carretas  transportaban la caña y el café, vitales para la activación económica del cantón y del país.

La historia de los los boyeros, los bueyes y las carretas en Escazú está ligada a raíces muy antiguas. Un documento del año 1658, hace constar la existencia de dos carretas de madera, dos yugos y dos yuntas de bueyes, únicas en el cantón, que en ese entonces era una enorme hacienda conocida como Nuestra Señora del Rosario.

Tiempo después, a lo largo del siglo XVIII, Escazú registró profundos cambios al igual que la Costa Rica colonial. Se produjo un crecimiento importante de la población, se fragmentaron muchas de las grandes propiedades y se desarrolló un campesinado mestizo que en sus chácaras (o chacras) producía lo necesario para el consumo familiar.

Las familias más acomodadas cultivaban la caña de azúcar y tenían trapiches, por lo que con ellas proliferaron los boyeros, bueyes y las carretas.

monumemto a los boyeros
Monumemto a los boyeros de Escazú

Del año 1719 se conserva una detallada descripción de un trapiche ubicado en el actual distrito de San Rafael. La edificación constaba de un trapiche de madera de guapinol con tres mazas, dos pailas o peroles de cobre y dos canoas de cedro. Había también dos yugos, dos carretas, siete bueyes para arar y cargar leña, y dos apreciados bueyes trapicheros.

Así pues, la historia del cantón de Escazú como en muchas comunidades del Valle Central de Costa Rica está íntimamente relacionada con el oficio del boyeo y el desarrollo del campesinado.

A mediados del siglo XIX, junto a la caña de azúcar, en Escazú ya era importante el cultivo del café y esto fortaleció aún más el boyeo como un elemento fundamental de la cultura campesina.  De manera que, los boyeros y sus carretas pasaron a ocupar un lugar privilegiado en las celebraciones en honor al santo patrono de cada comunidad.

Así las cosas, hace 25 años, el 17 de enero de 1983, el Concejo Municipal de Escazú declaró el primer domingo del mes de marzo como Día Cantonal del Boyero y Festival de la Carreta; mientras que a nivel mundial, el 25 de  noviembre del 2005, se promulgo la figura de boyeros, bueyes y las carretas como patrimonio cultural de la humanidad, declarado por la  Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, UNESCO.

La tradición boyera es un emblema de la cultura de Escazú, una tradición que va tatuada en el corazón de los escazuceños.  Tras un pequeño recorrido por el tradicional desfile de boyeros es fácil encontrar rostros e historias que se dibujan entre carretas:

Cajera  y boyera a la vez

Jeannette Montoya tiene un pasatiempo poco usual para una joven de 20 años, entre boñiga y paja se la pasa los fines de semana preparando los bueyes de su casa para el desfile de cada noviembre.

2015-11-22 09.15.05

Esta vecina del barrio el Carmen de Escazú nacida un  9 de enero  de 1995 es hija de boyeros de pura cepa, Gerardo Montoya  y Gabriela Córdoba. Desde pequeña sus padres le enseñaron el oficio que viene como tradición de generaciones atrás.

Jannette combina sus labores como cajera bancaria con el oficio de boyera los fines de semana. Pero detrás de esa camisa vaquera color rosado, y esos jeans azules se esconde una mujer fuerte, que tiene que imponerse a los dos animales que le duplican el peso, “una de las partes más difíciles  para mi  es enyugar los bueyes,  pues ellos son muy mañosos. Ya tienen tres años conmigo,  tanto ellos como yo nos conocemos,  y hacemos un equipo”, indicó la joven.

12 años y aspira a tener su yunta

Ni niño, ni adolescente, pero aún guarda su inocencia infantil; es Rafael  Delgado,  quinto  grado en la Escuela de Juan XXIII. Sus 12 años los oculta muy bien, pues parece mayor, montado en la carreta de su tío,  pero sucumbió a la tentación de sacar el XBOX y ponerse a jugar mientras espera a salida del  desfile d  boyeros.

2015-11-22 09.25.41

“Las carretas y los  bueyes  son cosa de todos los días en mi casa,  esta costumbre me viene de mi abuelo y de mis tíos, y yo espero seguir la tradición porque me gusta, dentro de unos años quiero en lugar de juguetes o un XBOX tener mi propia yunta y traerla a participar en el desfile”, dice

66 años adiestrando bueyes

Todo en él es viejo, salvo sus ojos. Flaco, su piel tostada, por los  muchos años de trabajo en el campo, y sus arrugas profundas,  como los surcos que desde niño hacía en la tierra con sus eternos compañeros: los bueyes. Él es el escazuceño Leonel Torres  Porras.

leonel torres criador bueye7

A sus 66 años adiestra bueyes y trabaja el campo en su finca en San Antonio de Escazú, “ahí de la terminal de Tapachula 600  metros para abajo, en el pueblito de Palo de campana”, dice con mucho orgullo.

Es un experto en el tema, que ha dedicado su vida a los bueyes y que  carga tradición y experiencia en su historia. ”Hacer una carreta de bueyes lleva mucho tiempo y paciencia”, explica. ” Hoy en día son pocas las personas que tienen una carreta y una yunta,  hoy en día es un lujo, hay que escoger los animales desde terneros de acuerdo a su carácter, su estructura y tamaño y acostumbrarlos a trabajar juntos”.

leonel torres criador bueye3

“En un principio a los bueyes, se les coloca el yugo,  se les pone a jalar tucos para que aprendan  trabajar parejo, cuando ya ellos se acostumbran se les pone más peso y ya cuando tienen más edad se les coloca la carreta” concluyó. 

Comentarios

comentarios

2 Comentarios

  1. […] Desde Boyeros y mascaradas hasta enormes centros comerciales, todo se combina en Escazú. Por lo que hemos realizado un análisis de los principales indicadores sociales y demográficos del cantón, en el que hemos encontrado que Escazú, cantón numero dos de la provincia de San José, tiene 66.652 habitantes, de los cuales el 50,4% son mujeres y el 49,6% son hombres. […]

Dejar una respuesta